Historias y Leyendas Mágicas

Abr 12, 2019
AdminMag

La magia es un mundo maravilloso, colorido y sorprendente, que nos gusta a todos. A los chicos los deslumbra por su creatividad, a los adultos los sorprende por la perfección de los trucos y a los mayores les trae recuerdos de la infancia.

Historias mágicas

Una manera de acercarse a la magia es conocer leyendas, cuentos y mitos que nos sumerjan en ese mundo maravilloso donde todo es posible.

leyendas e historias con magia

La Espada de Roldán

El Salto de Roldán, en Huesca, te recuerda al valiente caballero que se encontraba en huida. Ascendió hasta la peña de Amán, donde quedó acorralado. Dando un grande impulso a su montura, logró que el caballo en un acto prodigioso cruzara el abismo, impactando con sus cascos en la Peña de San Miguel, donde se cuenta que aún se ven las marcas de las herraduras.

El caballo murió en el esfuerzo y Roldán, enfurecido, lanzó su espada, Durendal, con tal fuerza que abrió lo que se conoce como la Brecha de Roldán, que le permitió ver Francia por última vez.

La Encantada

Una de las más extendidas historias mágicas se cuenta en Galicia, Albacete, Cuenca y el País Vasco. En la Noche de San Juan todas las hadas están muy alertas y activas, y este mito trata de una de ellas. La Encantada es una bellísima mujer que aparece en la Noche de San Juan. Peina su larga cabellera cerca de castillos, cuevas o manantiales. Los pastores y campesinos que la vieron, con su peine y espejo hechos de oro y su vestido blanco, quedaron encantados para siempre.

Cid Campeador y la Virgen de la Almudena

Cuenta la leyenda que el Cid y sus mesnadas se aproximaban a Madrid para tomarla. A la vera del camino encontró a un leproso caído en una zanja, que le pidió ayuda. Al sacarlo de la zanja, el Cid pudo contemplar cómo, milagrosamente, el hombre enfermo se convirtió en la Virgen de la Almudena.

La Virgen le dijo al caballero por dónde entrar a Madrid, y el Cid siguió su consejo. A llegar al pie de la muralla, misteriosamente, un cubo se derrumbó y así lograron entrar victoriosos en la ciudad.

La abeja castigada

Después de que Dios creara a los animales y les diera sus dones y su lugar, quiso aún concederles un deseo. Los convocó, y cada uno pidió según su capricho. La jirafa quiso ser el animal más alto, el conejo el de mayores orejas, el león quiso una melena que le diera un porte elegante y así, cada animal pidió un deseo.

Cuando terminaron todos, la abeja, que había permanecido silenciosa miró a Dios y dijo “falto yo”. Dios le preguntó que quería.

“Quiero una defensa para que el hombre no pueda quitarme mi miel”. Dios amaba al hombre y explicó a la abeja que había miel suficiente para todos. Pero la abeja insistió, testaruda. Dios entonces le concedió su aguijón, pero le dijo “Piénsalo bien antes de usarlo contra el hombre, porque cuando piques, morirás”.

Comparte estas leyendas de magia con los niños de tu familia y los de tus amigos, usando las redes sociales para que muchos chicos puedan leerlas.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *