Un espectáculo magia lleno de amor

Feb 14, 2020
AdminMag

El día de San Valentín puede resultar más especial con un espectáculo magia. Para triunfar sorprendiendo a tu pareja o intentando ligar con esa persona que te gusta, te ofrecemos un truco muy oportuno. Demuestra que tus defectos son pocos en comparación con tu amor.

Conviértete en el mago del amor


San Valentín es un excelente momento para poner a prueba tu encanto de mago. Solo necesitas una baraja de póker. Pon a prueba tu humanidad demostrándole a la persona que quieres conquistar que también tienes defectos.

Una prueba de que tienes defectos, como todos

Para comenzar con este truco, elige ocho cartas. No tienes que seleccionarlas obligatoriamente al azar. Te bastarán las ocho primeras, pero siempre mostrando la baraja boca abajo.

Es el momento de separarlas del resto de la baraja para voltear las seis primeras. Una vez hecho, se colocan arriba del montoncito. A continuación, se voltean las cuatro de arriba, en esta ocasión, esas mismas quedarán boca abajo. De nuevo, volteamos de arriba del montón, pero, en esta ocasión, dos. Terminas volteando la primera del montoncito.

Al final, extiendes las ocho cartas y podrás ver unas boca arriba y otras boca abajo. Las que quedan boca arriba hacen alusión a tus defectos. Así debes explicarle a esa persona, mostrándote humano. El resto son tus virtudes ocultas.

Las etapas de tu vida

Dejando la primera muestra, volvemos a incluir todas las cartas boca abajo en la baraja (ocultando tus defectos), pero, arriba del todo, dejaremos sobresaliendo el as de corazones, que representa, en este caso, al amor, también boca abajo. Siempre deberás tener esta carta a la vista.

Comenzarás por mostrar esos defectos de la infancia, como es la envidia por ese juguete que no tuviste, etc. Para ello, voltearás un pequeño montoncito, junto con el as de corazones, colocándolo arriba de la baraja.

A continuación, es el momento de admitir varios defectos de la adolescencia. En este caso, el montón que elegirás será un poquito más grueso que antes. Todas esas cartas las voltearemos, sin perder de vista el as de corazones.

Durante la madurez existen muchas vueltas y revueltas, así que, cogiendo un montón mayor que antes, casi de media baraja, volvemos a voltearlo para colocarlo nuevamente arriba de la baraja. El as lo seguimos dejando a la vista, mínimamente sobresalido.

Es el momento de la vejez y los defectos típicos de esta etapa: las manías, obsesiones, escepticismo, etc. Elegimos un montón aún más grande que el anterior, dejando pocas cartas de abajo y, nuevamente, volteamos.

Has demostrado que eres muy humano, volteando una y otra vez cartas, mostrando tu cantidad de defectos. Ahora debes disminuirlos, con la ayuda del as de corazones, el amor. Cogerás todas las cartas que quedaron sobre el as, incluyéndolo, y las voltearás.

Porque con amor se puede todo, voltearás también el as de corazones y será el momento de extender toda la baraja. Sorprendentemente, todas las cartas están boca abajo, porque al final, el amor que sientes supera a todos tus defectos.

Si disfrutaste del truco, compártelo. No te pierdas el espectáculo de magia.

Deja un comentario y tu contacto.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *